Dic 14, 2010
0 0

Rato asegura que la banca española es «demasiado barata»

Written by
Share

El presidente de Caja Madrid, Rodrigo Rato, ha asegurado que el problema del sistema financiero español no es solamente su exceso de red comercial y de trabajadores, sino que presta un servicio «demasiado barato» en relación al que sus competidores ofrecen a los consumidores en otros países.

La excesiva dimensión del sistema financiero español se está solucionando a través de la reestructuración del sector de las cajas de ahorros, mientras que el problema de rentabilidad que sufre se verá agudizado con las nuevas exigencias de la regulación internacional en términos de capital y liquidez que deriven de Basilea III, advirtió.

Tras presentar un estudio del Centro de Servicios Financieros de Pwc y el IE Business School, el presidente de Caja Madrid recalcó que las entidades financieras deberán tratar de diferenciarse de sus competidores con valor añadido y no sólo a través del precio con estrategias de captación de recursos como la guerra del pasivo.

En este sentido, Rato se mostró partidario de casar la reducción del número de oficinas con un tratamiento diferenciado a los clientes, que gozan de elevada cultura financiera en España, para lo que será clave la formación de los trabajadores. «La diferenciación sólo por precio es un gran desafío, hay que tratar de buscar estrategias para salir de eso», consideró Rato.

El negocio minorista de la banca en España se basa en muchos puntos de venta y en la cercanía de los clientes, al tiempo que se caracteriza por sus escasos márgenes y por dar por descontado un crecimiento constante del volumen de negocio. «Esto ha funcionado durante un tiempo pero ahora estamos en otro escenario», insistió.

Además, advirtió de los grandes retos para las entidades financieras de todo el mundo que pueden suponer las mayores exigencias de liquidez a medio plazo que fije la nueva regulación. «Los reguladores deberían pensárselo varias veces antes de aplicarlo», enfatizó el presidente de Caja Madrid.

Sobre la posibilidad de que los mercados se adelanten al calendario de implantación progresiva de mayores requisitos que fije Basilea, Rato aseveró que «el choque puede ser muy considerable», no sólo para el sistema financiero español, sino para el de todo el mundo.

INCIDENCIA SOBRE EL CRÉDITO

Los crecimientos del crédito son moderados y las exigencias de más capital y liquidez «van a tener incidencia sobre el crédito, les guste o no a los reguladores de Basilea III», sostuvo Rato, para quien el entorno económico y financiero del futuro se presenta difícil, por lo que las cajas deberán aprovechar las oportunidades para fortalecerse que les brinda la nueva Ley de Órganos Rectores de las Cajas de Ahorros (Lorca).

Sobre las críticas de banqueros, políticos y autoridades públicas respecto a la lentitud de la reestructuración de las cajas de ahorros, Rato consideró que aunque un sector no cambia de un día para otro, «hay que estar ciego» para no ver que el proceso está prácticamente finalizado, y que se trata de «un cambio histórico y sin vuelta atrás».

«A veces se nos ha dicho que tenemos que hacer las cosas deprisa. Pues es una reforma aprobada en tiempo récord y llevada a la práctica con una gran celeridad», defendió el presidente de Caja Madrid.

En esta línea, reconoció que el interés del 7,75% de los recursos del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) es un precio «sensible», pero comparable al coste de las emisiones que colocan los bancos en los mercados. «Los que nos dan consejos podrían mirar también lo que hacen», bromeó Rato.

Article Tags:
·
Article Categories:
Nacional

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share