Nov 30, 2010
0 0

Cáritas Diocesana de Tenerife reclama la visibilidad de los enfermos de VIH en exclusión

Written by
Share
Con motivo del Día Mundial contra la enfermedad del VIH-Sida (1 de diciembre), el Proyecto Lázaro, reclama mayor visibilidad de las personas afectadas por esta pandemia y sobre todo de aquéllas en situación de pobreza y exclusión social.
Lázaro, es una casa de acogida con doce plazas, fundada hace ya 16 años, donde se ofrece cobertura de necesidades básicas, orientación, acompañamiento y seguimiento individualizado en el ámbito personal, familiar, sanitario y laboral. En lo que va de año han pasado por este recurso 63 personas, de las que 22 han estado en régimen de residencia y el resto han sido usuarios, familiares y amistades a los que se le han ofrecido diversos servicios psicológicos y sociales.
Desde el Proyecto se percibe cómo aún la sociedad mantiene prejuicios ante los enfermos de VIH, invisibilizando su abandono, la discriminación, la desigualdad y la soledad a la que se ven sometidos, además de una alta desinformación y desinterés por el VIH; es un problema que no está de moda y por este motivo aumentan los casos de personas infectadas con edades cada vez más tempranas.
En el centro para enfermos de VIH Sida, Lázaro, de Cáritas Diocesana, residen personas cuyo perfil es de un hombre, de más de cuarenta años, con escasos recursos económicos y sociales y cuya infección del VIH ha sido por vía parental producto del consumo de drogas o por transmisión sexual. El proyecto es financiado por la Dirección General de Bienestar del Gobierno de Canarias, del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad, de algunas entidades privadas y de Cáritas en su conjunto. Los dos primeros aportan financiación y Cáritas, además de financiación, aporta vehículos, la propia casa y los voluntarios que tiene el proyecto (16 personas), además de un equipo profesional formado por psicólogo, trabajador social y educadores.
Prensa:

Con motivo del Día Mundial contra la enfermedad del VIH-Sida (1 de diciembre), el Proyecto Lázaro, reclama mayor visibilidad de las personas afectadas por esta pandemia y sobre todo de aquéllas en situación de pobreza y exclusión social.Lázaro, es una casa de acogida con doce plazas, fundada hace ya 16 años, donde se ofrece cobertura de necesidades básicas, orientación, acompañamiento y seguimiento individualizado en el ámbito personal, familiar, sanitario y laboral. En lo que va de año han pasado por este recurso 63 personas, de las que 22 han estado en régimen de residencia y el resto han sido usuarios, familiares y amistades a los que se le han ofrecido diversos servicios psicológicos y sociales.Desde el Proyecto se percibe cómo aún la sociedad mantiene prejuicios ante los enfermos de VIH, invisibilizando su abandono, la discriminación, la desigualdad y la soledad a la que se ven sometidos, además de una alta desinformación y desinterés por el VIH; es un problema que no está de moda y por este motivo aumentan los casos de personas infectadas con edades cada vez más tempranas.En el centro para enfermos de VIH Sida, Lázaro, de Cáritas Diocesana, residen personas cuyo perfil es de un hombre, de más de cuarenta años, con escasos recursos económicos y sociales y cuya infección del VIH ha sido por vía parental producto del consumo de drogas o por transmisión sexual. El proyecto es financiado por la Dirección General de Bienestar del Gobierno de Canarias, del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad, de algunas entidades privadas y de Cáritas en su conjunto. Los dos primeros aportan financiación y Cáritas, además de financiación, aporta vehículos, la propia casa y los voluntarios que tiene el proyecto (16 personas), además de un equipo profesional formado por psicólogo, trabajador social y educadores.

Article Tags:
·
Article Categories:
Canarias

Comments to Cáritas Diocesana de Tenerife reclama la visibilidad de los enfermos de VIH en exclusión

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share