Nov 18, 2010
0 0

Vicens Vives, el historiador inconformista

Written by
Share

El Rey don Juan Carlos ha clausurado en la sede del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en Madrid los actos del centenario del nacimiento del historiador catalán Jaume Vicens Vives en el transcurso de una ceremonia a la que también han asistido su viuda, Roser Rahola d’Espona, sus hijos y personalidades del mundo académico y de la cultura.

En este acto, el historiador británico Sir John H. Elliott ha pronunciado una conferencia en la que ha destacado la «disposición» de Vicens Vices «a cuestionar lo establecido» como la parte esencial y «duradera» de su legado. Elliott ha definido al historiador catalán, a quien le unía una estrecha amistad y colaboración, de «hombre muy inteligente y seguro de sí mismo» y ha resaltado su «optimismo hasta rayar la ingenuidad», «enorme dinamismo» y su «vibrante entusiasmo».

En su discurso, John H. Elliott ha vinculado la trayectoria de Jaume Vivens Vives «al clima político y cultural» de la época que le tocó vivir , en pleno franquismo, y ha señalado que optó por la «decisión consciente de trabajar dentro del sistema para conseguir determinados logros».

CATALUÑA Y MODERNIDAD

Asimismo, el historiador británico ha hecho hincapié en el deseo de Vicens Vices, durante los últimos años de su vida (falleció en 1960, con tan solo 50 años) de «conducir a Cataluña, y como consecuencia a toda España, hacia el mundo moderno». A ello contribuyeron sus viajes a París, Roma, Washington o Estocolmo, «donde entró en contacto con nuevos enfoques e ideas», indica.

Elliott apunta también que el historiador catalán «estaba en desacuerdo con una visión del mundo que tendía a culpar a los otros de las desgracias de Cataluña». «Prefería estudiar las divisiones y crisis de propia sociedad catalana como origen de muchos de sus problemas», aclara.

Respecto a las incursiones que hizo Vicens Vives en la política, John H. Elliott resalta su «obsesión» por ver la historia «desde el punto de vista generacional». «En su opinión, la historia de Cataluña pedía a gritos una revisión que estuviera conforme con los criterios más modernos de la historiografía internacional», añade. Así, en su ‘Aproximación a la Historia de España’ (1952) «Vicens se arriesgaba, incluso, apuntando hipótesis de trabajo realmente brillantes y nuevas», recuerda.

A este respecto Elliott ha afirmado que en el caso del historiador catalán, inmerso en el ambiente de la Barcelona de los cincuenta, «el problema se ha complicado por su enfoque revisionista del pasado catalán». «Al revisionista de los años treinta se han pagado con su misma moneda los revisionistas de los años noventa, que rechazan aspectos del enfoque crítico que Vicens defendía con tanto vigor», apostilla.

UNA HISTORIA NACIONAL

Asimismo, Elliott se muestra partidario de que cada nación «necesita tener una historia nacional, ya que contribuye a crear una imagen de sí misma y le confiere un sentido de identidad colectiva». «Una sociedad que se encuentra demasiado restringida por las limitaciones del pasado no está bien preparada para afrontar el futuro. La España y la Cataluña de hoy no es una excepción a esta regla», ha señalado.

En este acto intervino también el profesor Borja de Riquer, catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad Autónoma de Barcelona y discípulo de Vicens Vives, quien ha calificado al historiador catalán como «el más destacado renovador de la historiografía española del siglo XX».

El Rey cerró la ceremonia con unas breves palabras en las que ha ensalzado en Vicens Vives el «rigor intelectual», la «agudeza de talento» y la «actividad científica apoyada en su capacidad de trabajo».

Article Tags:
Article Categories:
Cultura

Comments to Vicens Vives, el historiador inconformista

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share