Nov 18, 2010
0 0

Médicos y enfermeros se niegan a perder «calidad asistencial»

Written by
Share

La Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM-Tenerife) y el sindicato SATSE han anunciado este jueves que se niegan a perder «calidad asistencial» al tiempo que han denunciado que con la mala gestión por parte del Gobierno de Canarias –que lleva a la «desmantelación» de la sanidad pública– se está imponiendo que los profesionales «atiendan mal a los pacientes», según alertó Carlos Díaz portavoz de la Confederación.

Díaz responsabilizó en rueda de prensa a CC y su Gobierno de «desmantelar» la sanidad pública con las últimas medidas aprobadas y que suponen una «merma importante» para el sistema en la Comunidad Autónoma. Asimismo ha rechazado que el presidente, Paulino Rivero, con sus planteamientos promueva que «sobran médicos y sanitarios», ya que recordó que el archipiélago está a la cola en listas de espera y en número de profesionales.

«Nos negamos a usar a los pacientes como toallas de usar y tirar», afirmó con rotundidad para subrayar que nadie le va a decir cuánto tiempo tiene que estar atendiendo a un paciente. Así indicó que atenderá a los que pueda, aunque le dupliquen el cupo. Para los que queden fuera en un día dijo que existirán dos opciones o ir a urgencias o acudir a la privada. «Quieren que atendamos mal», subrayó.

El secretario de CESM insistió en que las últimas normas aprobadas por el Ejecutivo regional eliminan la contratación y restan tiempo para atender a los pacientes. Así alertó de que las listas de espera en Atención Primaria aumentarán, cuando ahora ya son de tres o cuatro días. «Lo mismo ocurrirá con Especializada», añadió.

En este punto, Díaz expuso que si actualmente las listas de espera de más de seis meses suponen el 22 por ciento, con las nuevas medidas se duplicarán hasta el 40 por ciento en Atención Especializada. Añadió a estas consecuencias el gasto farmacéutico y las derivaciones a la sanidad privada.

De igual forma, sumó que se llegará al «colapso» de los servicios de urgencias por lo que concluyó que a los ciudadanos no les quedará más remedio que acudir a la privada. Señaló que no se dará el denominado «copago», ya que los ciudadanos «tendrán que pagarlo todo».

Por su parte, el secretario provincial de SATSE, Leopoldo Cejas, ha recordado que para 2011 el presupuesto de Sanidad cae en 312 millones y por ello ha afirmado que será difícil mejorar la gestión. Así señaló que en Canarias existe un «déficit crónico» de profesionales. Subrayó que hay 256 enfermeros menos de los necesarios y 200 médicos.

Cejas también hizo referencia a que los hospitales tinerfeños por ejemplo destinarán 1,2 millones menos para alimentación, 7 pruebas básicas y 4 en farmacia. «Estamos de acuerdo en que haya recortes, pero no han sido consensuados y el usuario sufrirá las carencias», ha argumentado.

Asimismo Cejas criticó que no se haya estudiado las necesidades de personal de la sanidad pública en Canarias. «No se sabe cuántos profesionales faltan, ni van a faltar», estampó. Expuso que no entiende para que se quiere construir «grandes hospitales» cuando luego no hay profesionales. Apuntó Díaz que los hospitales del norte y del sur de Tenerife, en lo que ha parte sanitaria se refiere, «continúan paralizados.

LA COMPETENCIA

Con este panorama, Cejas apuntó que tal vez habría que devolver la gestión de la competencia en Sanidad al Gobierno de España. Destacó el «déficit» en gestión. Aquí Díaz por su parte precisó que da igual quien tenga la gestión siempre que se organice la sanidad en las islas. «Lo que hay que hacer es organizar lo que tenemos», dijo.

Asimismo, el portavoz de CESM, Ernesto Real, insistió en lo «alarmante de las cifras» y recordó que los usuarios ya han demandado «cambios de gestión importantes». «Lo pagaremos los ciudadanos», dijo para hacer un llamamiento a la concienciación de que hay que luchar para que no se deteriore el sistema «más de la cuenta».

En este punto, Díaz dijo que se pretende que se lleve una «huelga a la japonesa», es decir, trabajar más. Cejas añadió que las concentraciones y manifestaciones «no son descartables». Ambos recordaron que estos días se están reuniendo las asambleas para decidir las acciones que se llevarán a cabo. Para el próximo 25 de noviembre hay una convocada en el Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria en Tenerife. «Esto va para largo», avanzó Díaz.

DIÁSPORA DE PROFESIONALES

Díaz también censuró que mientras se está invirtiendo presupuesto en la formación de MIR, no se les contrate posteriormente. Detalló que este año sólo se ha contratado al 22 por ciento de los estudiantes formados con dinero público y que el próximo año «a ninguno». Apuntó que se está formando a profesionales para que se vayan a otras comunidades autónomas o países. Recordó además Díaz que se ha aprobado como «medida excepcional» la contratación de sustitutos.

Por último Díaz criticó las modificaciones laborales aprobados para los médicos, como la eliminación de incentivos o la aprobación de movilidad. Condenó que se supriman además todos los acuerdos firmados entre sindicatos y Ejecutivo. «¿Para qué nos reunimos entonces?», se preguntó para señalar que esta situación de recortes no se da en ninguna otra comunidad autónoma y recordó que ya se ha reclamado ante los tribunales.

Article Tags:
·
Article Categories:
Canarias

Comments to Médicos y enfermeros se niegan a perder «calidad asistencial»

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share