Nov 11, 2010
0 0

El Hospital San Juan de Dios de Tenerife acogerá este viernes el curso ‘Protección vascular en el paciente de alto riesgo’

Written by
Share

El Hospital San Juan de Dios de Tenerife acogerá este viernes el curso ‘Protección vascular en el paciente de alto riesgo’, a través del cual se abordarán, entre otros, los diferentes tratamientos y actuaciones que se han de seguir en las personas diabéticas, ya que Canarias sufre la mayor tasa de mortalidad por diabetes en España.

Además, de entre todos los tipos de esta enfermedad, la diabetes mellitus tipo 2 (DM2), cuyo rasgo principal es el déficit relativo de producción de insulina y resistencia a la misma, es padecida aproximadamente por un 15 por ciento de los hombres y un 12 por ciento de las mujeres de entre 30 y 74 años en Canarias, con lo que se trata de un problema de salud importante en el Archipiélago.

El curso ha sido organizado, además de por el centro hospitalario tinerfeño, por la Sociedad Española de Cardiología, y forma parte del Programa Extramuros de la Casa del Corazón, con el patrocinio de los laboratorios Astra-Zeneca. La actividad, que coincide con el Día Mundial de la Diabetes (14 de noviembre), está dirigida a médicos de diferentes especialidades tales como Medicina de Familia, Cardiología o Medicina Interna, y en ella expondrán profesionales del Hospital San Juan de Dios de Tenerife, así como prestigiosos expertos de las sociedades Española y Canaria de Cardiología.

El director médico y coordinador del Área de Prevención y Medicina Cardiovascular del Hospital San Juan de Dios de Tenerife, José Carlos del Castillo, apuntó en relación a la tasa de personas que padecen esta patología que «la diferencia con el resto del país es grande ya que, por ejemplo, en 2005, los varones canarios presentaron una mortalidad cuatro veces mayor que la de sus congéneres de Madrid y tres veces superior a los hombres de Galicia o los del conjunto de España». Además, prosiguió el doctor, «si se analiza la mortalidad prematura por diabetes, es decir, la que ocurre antes de los 75 años, entonces la tasa del Archipiélago casi multiplica por seis a la de Madrid».

En la actualidad, no existe ningún determinante genético conocido que explique la elevada prevalencia de este tipo de diabetes en Canarias, pero entre otros aspectos, «podría deberse a la pandemia de obesidad, de la cual las Islas son un buen ejemplo, puesto que en su población adulta un 30 por ciento padece obesidad y un 39 por ciento sobrepeso, además de la mala evolución de esta enfermedad en la región», según indicó José Carlos del Castillo.

Además, en Canarias se da también la mayor incidencia de España en insuficiencia renal crónica dependiente de tratamiento renal sustitutivo (diálisis y trasplante), de la cual es la diabetes la causa conocida más frecuente. Concretamente, la diabetes aparece como causa asociada al 40 por ciento de los trasplantes renales en Canarias. Probablemente no sea ajeno a todo lo anterior el que estas islas encabecen también la mortalidad nacional por cardiopatía isquémica.

ESTILO DE VIDA

La población canaria que sufre esta patología muestra un estilo de vida poco saludable, ya que en general no evita el sedentarismo, el tabaquismo y la obesidad, a lo que se ha de unir el bajo porcentaje de enfermos que siguen tratamiento con regularidad. Este problema, además, es más severo en los varones.

Las personas con diabetes tienen un riesgo aumentado de padecer enfermedades cardiovasculares, tales como angina, infarto, ictus o enfermedad arterial de miembros inferiores, por lo que además del control de las cifras de glucemia, es muy importante que se controlen otros factores de riesgo, entre ellos, la obesidad, la presión arterial o las grasas en sangre, y evitar hábitos nocivos como el tabaquismo o la inactividad física.

De hecho, se ha comprobado que, en muchas ocasiones, el control de estos factores de riesgo tiene mayor capacidad de prevenir complicaciones cardiovasculares que el control estricto del azúcar en sangre.

Por lo tanto, es muy importante que todas las personas con diabetes lleven una dieta equilibrada y realicen actividad física o ejercicio físico adaptado a sus circunstancias particulares, así como realizarse un reconocimiento cardiovascular previo en el caso de iniciar o continuar con la práctica de ejercicio físico, para así adaptar la actividad a sus condiciones particulares. De este modo, los hábitos de vida sana, junto con un adecuado tratamiento farmacológico, pueden reducir las complicaciones de la diabetes.

Article Tags:
·
Article Categories:
Tenerife

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share