Nov 8, 2010
0 0

La Guardia Civil intensifica los controles del uso del móvil

Written by
Share

Los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil (ATGC) intensificarán este semana los controles sobre el uso del teléfono móvil o el navegador en el coche, como parte de una campaña de la Dirección General de Tráfico (DGT) para concienciar a los conductores de los riesgos de distraerse al volante.

De hecho, según advierte Tráfico, «acciones tan sencillas y habituales como marcar un número de teléfono, responder a una llamada telefónica, manipular el navegador, encender un cigarrillo o ajustar la radio o el reproductor de CD pueden convertirse en letales, cuando se realizan conduciendo».

Así, la distracción estuvo presente como factor concurrente en el 38 por ciento de los 88.352 accidentes de circulación con víctimas que se produjeron el año pasado en España. En lo que va de 2010, se han producido 1.295 accidentes mortales, en los que la distracción ha estado presente en 512, causando 581 fallecidos y 528 heridos.

En los anuncios y cuñas de radio que van a ilustrar hasta el domingo la campaña de la DGT, se incide sobre los riesgos de estas distracciones con ejemplos prácticos. «Si consultas un mapa mientras conduces no ves la carretera. Si vas programando el GPS tampoco. No conviertas una ayuda en una distracción», señalan los anucios.

Así por ejemplo, marcar un número de teléfono en el móvil implica 13 de distracción; responder a una llamada telefónica, ocho segundos; encender un cigarrillo, cuatro segundos; y ajustar la radio o el reproductor de CD, de cinco a seis segundos. Muchos segundos de distracción si se tiene en cuenta que un vehículo que circula a 120 Km/h, recorre en 3 segundos 100 metros (lo equivalente a la longitud de un campo de fútbol).

La DGT avisa de que si el conductor aparta la vista de la carretera en ese tiempo, «el vehículo circulará sin control a lo largo de un tramo en el que pueden surgir diversas circunstancias que provoquen un accidente».

Concretamente, según diversos estudios, el uso del teléfono móvil mientras se conduce es «un factor que multiplica por cuatro el riesgo de sufrir un accidente y su riesgo puede ser equiparable a la conducción por exceso de alcohol». Así, «tras un minuto y medio de hablar por el móvil (incluso con manos libres) el conductor no percibe el 40 por ciento de las señales, su velocidad media baja un 12 por ciento, el ritmo cardiaco se acelera bruscamente durante la llamada y se tarda más en reaccionar».

A pesar de esto, lo cierto es que muchos conductores continúan usando el móvil cuando conducen. De hecho, la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil formuló el pasado año 138.107 denuncias por utilización del teléfono móvil, una cifra que supone un 11,5 por ciento más que el año anterior y el triple de las que se formularon en 2003 (45.407).

Otro de los objetivos de esta campaña, los navegadores o GPS, han aumentado en España de forma exponencial en los últimos años. Además de servir de ayuda al conductor, pueden suponer «también una importante causa de distracción cuando se manipulan mientras se conduce», avisa la DGT. La reforma de la Ley de Seguridad Vial tipifica como infracción grave manipular el navegador mientras se conduce.

EL TABACO, OTRA DISTRACCIÓN

Tráfico adviertam también que fumar también puede ser otra causa de distracción, ya que el conductor puede perder la concentración al encender y apagar un cigarrillo, además del humo en los ojos y de la mano que queda inutilizada al sujetar el cigarrillo. «Son elementos que provocan distracción y que pueden desencadenar un accidente», señala la DGT.

Según un estudio de las compañías de seguro inglesas, al menos el 5 por ciento de los accidentes de tráfico son directa o indirectamente atribuibles al hecho de fumar en el interior del vehículo. Además, según el estudio publicado en ‘Preventive Medicina’ los fumadores multiplican por 1,5 el peligro de tener un accidente de circulación.

En la última encuesta realizada por el Observatorio Nacional de Seguridad Vial, más del 80 por ciento de los conductores consideró peligroso fumar mientras se conduce.

La Ley de Seguridad Vial, en su artículo 65 tipifica como infracción grave «conducir utilizando manualmente dispositivos de telefonía móvil, navegadores o cualquier otro sistema de comunicación» y «utilizando cascos, auriculares u otros dispositivos que disminuyan la obligatoria atención permanente en la conducción»

Corresponde a este tipo de infracción grave una sanción de multa de 200 euros y la detracción de tres puntos. Desde la puesta en marcha del Permiso por Puntos, el 14 por ciento de las denuncias formuladas lo fueron por utilización del móvil durante la conducción, convirtiéndose así en el tercer factor por tipos de denuncias.

La DGT aconseja programar el navegador antes de salir y nunca manipularlo durante la conducción, desconectar el móvil mientras se conduce y pensar antes de llamar a alguien si puede estar conduciendo y, en caso afirmativo, no hacerlo.

Article Tags:
Article Categories:
Nacional

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share