Nov 5, 2010
0 0

El verano culmina con 9 hectáreas quemadas en Tenerife, las mismas que hace siete años

Written by
Share

El pasado verano se han producido 18 conatos y 3 incendios forestales en Tenerife que han afectado una superficie total de 9 hectáreas, la misma que en 2003, de manera que los resultados de la Campaña de Prevención y Extinción de Incendios Forestales 2010 muestran en su conjunto un resultado positivo, ya que tanto el número de incendios y conatos como la superficie afectada por los mismos se han reducido con respecto a la última década.

Así se ha puesto de manifiesto en una rueda de prensa celebrada esta mañana, en la que intervinieron el presidente del Cabildo de Tenerife, Ricardo Melchior; el consejero insular de Medio Ambiente, Wladimiro Rodríguez Brito; y el jefe del servicio técnico forestal, Buenaventura Machado

En total, el operativo de Brigadas Forestales (Brifor) ha respondido a un total de 188 alarmas, en su mayoría falsas, con un total de 64 intervenciones de extinción, 21 forestales y 42 en terrenos no forestales (agrícolas principalmente) con riesgo de propagarse a los espacios naturales de la isla.

El incendio forestal más grave de este verano se produjo el torno al 13 de agosto en la zona de Las Aguilillas, entre La Matanza y El Sauzal. Éste duró tres días (desde que se originó hasta que fue dado por extinguido) y fue un fuego de suelo que surgió por la noche. Ese fin de semana coincidió con la Peregrinación de Candelaria, por lo que casi 6.500 peregrinos cruzaron las zonas forestales y fue necesario un dispositivo especial para la protección contra incendios.

Asimismo, lo más significativo de este año, según Wladimiro Rodríguez, ha sido el bajo número de intervenciones de extinción forestales, inferior a los más de 30 que se vienen produciendo desde 2004, a pesar de que durante este verano se han producido 10 episodios tiempo sur, cuatro de ellos (dos en julio y otros dos en agosto) en los que se llegaron a superar los 40ºC y donde hubo vientos superiores a los 30 kilómetros por hora, condiciones «ideales» para la propagación del fuego.

Pese a estas condiciones, el consejero insular ha celebrado los buenos resultados que se han dado el pasado verano gracias al trabajo de las brigadas forestales y de los equipos de vigilancia, así como a una mayor concienciación de la población respecto al grave riesgo de incendio, lo que ha permitido que este año «haya sido uno de los mejores de la época».

La actividad principal del operativo Brifor en prevención es el tutelado de actividades de riesgo, que incluye la autorización con condicionantes, supervisión de medidas de seguridad, vigilancia y, en su caso, ayuda en la ejecución para una mayor seguridad.

En este sentido, Wladimiro Rodríguez ha resaltado la actitud «más responsable» por parte de la población, así como el mayor acercamiento del mundo rural hacia el Cabildo, tal y como demuestra que hasta la fecha se han producido un total de 1.622 quemas de rastrojos, en su mayoría para agricultores. A esto hay que sumar la mayor concienciación de los pueblos a la hora de evitar quemas y exhibiciones de fuegos artificiales cuando se dan las condiciones propicias para que se origine un incendio. De hecho, se han autorizado 246 exhibiciones de este tipo y la presencia de medios de prevención en 95 de ellas.

CONATOS

Entretanto, el presidente del Cabildo, Ricardo Melchior, ha resaltado que el número de conatos durante lo que ha durado la Campaña (junio-octubre) ha sido similar a años anteriores. En concreto, la mayoría de los conatos se han dado en la zona de Tacoronte, en la zona de Los Campeches y en el Sur de Anaga.

A ello se suma, según Ricardo Melchior, que la población está «cada vez más sensibilizada» cuando se habla de prevención de incendios, dado que el pasado verano, sobre todo en los días de máximo calor, se tuvieron que cerrar áreas recreativas, se prohibieron determinadas actividades propias de las fiestas populares como las exhibiciones de fuegos artificiales, o se recomendó no transitar por las zonas forestales.

De hecho, uno de estos episodios de máximo calor coincidió con los días previos a la Peregrinación de Candelaria, lo que motivó la recomendación de no peregrinar durante el día 13 por el alto riesgo de incendio y la situación de la ola de calor, a la vez que se produjo el incendio forestal más grave de este verano en el monte de El Sauzal.

Pese a los buenos resultados de la Campaña, el presidente del Cabildo ha querido recalcar que la isla cuenta en estos momentos con la mayor masa forestal y la mayor densidad de población de su historia, por lo que se dan dos de los riegos más importantes para que se origine un incendio, de ahí que volviese a abogar por la prevención y la concienciación por parte de todos los agentes implicados.

Finalmente, el jefe del servicio técnico forestal, Buenaventura Machado, recordó que es en el Norte de la isla donde suelen haber mucho más conatos que en la zona Sur, siendo uno de los graves problemas que tiene Canarias la continúa presencia de fincas agrícolas en la interfase entre la zona urbana y la forestal, que es  donde se producen la mayoría de los conatos. De ahí que haya insistido en que los agricultores pidan ayuda al Cabildo para la quema de rastrojos, y así evitar un posible incendio.

Article Tags:
·
Article Categories:
Tenerife

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share