Sep 30, 2010
0 0

El presidente del TSJC reitera la carencia de jueces y el «colapso» en los juzgados en Canarias

Written by
Share

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC), Antonio Castro Feliciano, insistió este jueves en la «endémica carencia de jueces y magistrados» en las islas y el «colapso» en los juzgados debido a la crisis económica.

En el acto de inauguración del Año Judicial 2010-2011 en la sede del TSJC en Las Palmas de Gran Canaria, Castro planteó que esta Comunidad Autónoma presenta, con un territorio fragmentado, «un crecimiento demográfico espectacular en los últimos años, una endémica carencia de jueces y magistrados, por la lejanía con el territorio peninsular y el déficit de jueces canarios, así como una deficiente distribución territorial de unidades judiciales».

Añadió que el constante incremento de órganos judiciales, tanto en Canarias como en el resto del territorio nacional no han evitado el colapso de muchos órganos judiciales, pese a que la alta tasa de resolución sitúa los Juzgados y Tribunales de las islas en el cuarto puesto, junto con Aragón y Cataluña, del conjunto nacional.

El presidente del TSJC indicó que «sólo se observa una tasa superior de resolución en los órganos judiciales del Principado de Asturias, Castilla-León y La Rioja». Además resaltó que los órganos de la jurisdicción social de Canarias fueron «los más resolutivos de todo el territorio nacional».

No obstante, la tasa de pendencia que aún padece esta región sigue siendo alta, superada únicamente por los órganos de Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana y Región de Murcia; lo que se corresponde con la alta tasa de litigiosidad de la Comunidad Autónoma de Canarias, que ocupa también la cuarta posición, por debajo de Andalucía, Madrid y Comunidad Valenciana.

INGRESARON 11.592 ASUNTOS MÁS QUE EN 2008

En términos comparativos, en los órganos judiciales de Canarias se ingresaron en el año 2009, 11.592 asuntos más que en el año 2008, y se resolvieron 11.328 más que en el período anterior. En cifras globales, se registraron 454.360 asuntos, un 2,62 por ciento más que el año anterior, y se resolvieron 440.381, un 2,64 por ciento más que en 2008, dictándose 89.718 sentencias y 307.115 autos definitivos.

Según Castro, para atender este elevado número de asuntos «es necesario realizar gestiones y buscar fórmulas para la adecuación de la planta judicial al número de procedimientos que se registran». De ahí que se mostró optimista ante las conclusiones a que llegó la Comisión de Expertos creada por el Ministerio de Justicia para adaptar a la España actual la Ley de Demarcación y Planta Judicial, que servirá de base para acoplar a la presente realidad demográfica y geográfica la configuración del sistema de Justicia.

El presidente del TSJC recordó que la tasa de crecimiento anual de pendencia en el territorio nacional (tomando como referencia el período 2002-2008, del 4,95 por ciento) ha sido el doble del de creación de nuevas unidades judiciales.

El problema no se circunscribe, por tanto, en su opinión, sólo a la dotación de medios, sino también a «la inadecuación de la organización judicial a los nuevos tiempos, realidades y necesidades sociales». De esta forma, apostó por «evitar una dispersión excesiva de medios personales y materiales, que quebrantaría los principios de racionalidad, economía y aprovechamiento de los recursos públicos» y abogó por «estudiar fórmulas encaminadas a diseñar estructuras territoriales más homogéneas».

URGE MÁS SEDES JUDICIALES

Al entender de Castro, el diseño e implantación de la Nueva Oficina Judicial será «un paso importante para racionalizar el trabajo en los órganos judiciales».

Así pues, destacó la importancia de que en Canarias se inicien ya las labores de implantación de Servicios Comunes Procesales en aquellos partidos judiciales que, como Arrecife y Arona, cuenten con instalaciones adecuadas para comenzar su funcionamiento.

Igualmente, admitió que «en los demás partidos judiciales, la dispersión y el mal estado, en algunos casos, de las sedes judiciales, dificultará la adaptación, aun cuando la culminación de la construcción de los edificios judiciales en Las Palmas de Gran Canaria y en San Cristóbal de La Laguna, puedan suponer un avance importante en el inicio de la implantación de la nueva Oficina Judicial».

Asimismo, planteó que, «cuando las circunstancias económicas sean favorables, será preciso abordar la construcción de nuevas sedes judiciales en Santa Cruz de Tenerife y en los Partidos Judiciales como La Orotava, Puerto del Rosario y Granadilla de Abona, como más urgentes».

La creación de nuevas unidades judiciales en las islas, en los años 2008-2009, un total de doce, estando prevista la creación en el presente año de siete más, determinará, según Castro, «una mejor atención a los ciudadanos», al tiempo que destacó la creación también de cuatro plazas de Jueces de Adscripción Territorial, dos para la provincia de Las Palmas y dos para la de Santa Cruz de Tenerife, cuya efectividad tendrá lugar a partir de este jueves.

En este incremento de unidades judiciales previstas para entrar en funcionamiento en este mismo año, las de Juzgados en San Bartolomé de Tirajana, Telde, Arrecife y Arona están propuesta por la Sala de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia con separación de jurisdicciones.

SALA BIS DE LA AUDIENCIA EN ARRECIFE

Además, avanzó que, con vistas a las necesidades del año 2011, la Sala de Gobierno está estudiando la posibilidad de proponer la creación de una Sección desplazada de la Audiencia Provincial de Las Palmas en Arrecife, con competencia en materia civil y penal y cuya ámbito territorial comprendería los Partidos Judiciales de Lanzarote y Fuerteventura, «o buscar fórmulas que permitan dar satisfacción a las necesidades de aquéllos de algún otro modo».

En su intervención, el presidente del TSJC consideró que las medidas que puedan adoptarse ante el incremento de trabajo en los órganos judiciales «devienen insuficientes si no van acompañadas de otras, como la implantación de un Sistema de Gestión Procesal que integre las alarmas, comunicaciones telemáticas y registros administrativos, entre otros, que ayuden a agilizar los procedimientos, o la implantación de los Servicios Comunes Procesales, que descarguen a los órganos judiciales de las actuaciones no jurisdiccionales».

Finalmente, se mostró «esperanzado» en que las medidas que se contemplan en el Plan Estratégico de Modernización de la Justicia «surtan sus efectos en el menor plazo posible» ante la «enorme carga de trabajo que pesa sobre los órganos judiciales canarios» y la elevada litigiosidad.

El acto, presidido por el presidente del TSJC y en el que intervino el fiscal jefe de la Comunidad, Vicente Garrido García, contó con la asistencia de la vocal delegada para Canarias del Consejo General del Poder Judicial, Inmaculada Montalbán; el consejero de Justicia y Presidencia del Gobierno de Canarias, José Miguel Ruano; la vicepresidenta primera del Parlamento de Canarias, Cristina Tavío; el obispo de la Diócesis de Canarias, Francisco Cases, y el alcalde en funciones de la capital, Néstor Hernández, entre otras personalidades y autoridades civiles, militares y eclesiásticas.
Imprimir

Article Categories:
Canarias

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share