Sep 24, 2010
0 0

Los abogados laboralistas de Las Palmas a favor de la Huelga General por ser un «golpe» a los derechos laborales

Written by
Share

El colectivo de abogados laboralistas de la provincia de Las Palmas ha mostrado este viernes su apoyo a la Huelga General del próximo 29 de septiembre al considerar la Reforma Laboral un «golpe a la columna vertebral» del Estado Social y de Derecho y, por tanto, a los derechos de los trabajadores.

«Estamos hablando de 50 laboralistas, que es el activo de la parte social. Queremos resaltar que no estamos ante una reforma laboral. Reforma es arreglar las cosas que están deterioradas. Aquí, lo que estamos es ante un derribo, una demolición de toda concepción de las relaciones laborales», apuntó el abogado y portavoz del colectivo, Joaquín Sagaseta, durante una rueda de prensa.

Así, entendió que la reforma es un golpe al «espinazo» del Estado Social y de Derecho, «que tanto le costó obtener a los trabajadores y elevarlo al rango constitucional». «Es un golpe a la columna vertebral –añadió sobre el Estado Social– y su sustitución por criterios del llamado liberalismo».

De esta manera, los abogados laboralistas explicaron que la reforma lejos de proteger a la parte más débil en el vínculo, agudiza las desigualdades inclinando «bruscamente» la balanza del lado del más fuerte, de la patronal. «Y lo hace en los extremos más sensibles de las relaciones laborales entre los que cabe destacar el abaratamiento en extremo el despido por causas objetivas y lo facilita hasta umbrales tales que sitúan a los trabajadores al filo de la completa indefensión», apuntaron los abogados.

Asimismo, expusieron que se abre el camino a los despidos que tienen por causa bajas justificadas por enfermedad, con la consiguiente desprotección del trabajador enfermo a quien se induce a renunciar al derecho a la protección de la salud; se elimina la garantía de cobro de las indemnizaciones suprimiendo la nulidad de los despidos que no conlleven su abono simultáneo; y se ponen los medios precisos para encubrir despidos sin causa o disciplinarios improcedentes como despidos objetivos baratos.

Además, se socializa el pago de las indemnizaciones trasladando al Fondo de Garantía Salarial el abono de las mismas; potencia los poderes empresariales en el conjunto de las condiciones de trabajo y para sus modificaciones abusivas; y generaliza contratos con despidos sin causa o improcedentes a costes ridículos; erosiona la negociación colectiva, instrumento esencial de los asalariados para obtener fuerza negociadora en la regulación de las condiciones de trabajo.

También desbroza vías para el descuelgue salarial de lo pactado. Con ello, además de socavar la fuerza vinculante de los convenios colectivos y abre la veda a una carrera febril en el mundo empresarial por la reducción de los costes salariales, mientras que pese a ser consciente de la generalización en el fraude de la contratación temporal encadenada, endurece los requisitos para la conversión de esa relación en indefinida.

REFORMA LABORAL: «EL MAYOR DESPOJO A LOS DERECHOS»

Por su parte, entendieron que las organizaciones sindicales convocantes de la Huelga General del 29 de septiembre han reiterado, con mucha insistencia, que la denominada «eufemísticamente» reforma laboral promovida por el Gobierno con el consenso «indisimulado» del mundo de la patronal, «es el mayor despojo sufrido por los derechos de los trabajadores en los últimos 30 años».

«El derecho del trabajo –agregaron–, labrado con esfuerzos muy duros durante más de un siglo, tiene por principio fundacional incorporar normas al ordenamiento jurídico que compensen, aunque sea parcialmente, la desigualdad inicial de las partes en el contrato: Una tiene el poder económico que le otorga el poder de contratar. Y la otra, privada de todo poder solo tiene la necesidad de existencia de vender su trabajo», señaló el colectivo de los abogados laboralistas».

Por su parte, apuntaron que los avances jurídico-laborales han venido unidos a los logros en la protección social como dos aspectos de la misma cosa. Ambos dieron lugar a una gran conquista del progreso y de la civilización: el Estado Social y Democrático de Derecho.

«Se puede afirmar, con absoluta certeza, que la reforma laboral es el paso más decidido –precedido por otros– en la transformación de los principios históricos del derecho del trabajo en su contrario», concluyeron.

Article Tags:
·
Article Categories:
Gran Canaria

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share