Sep 23, 2010
0 0

Ceuta y Melilla son españolas. Y punto.

Written by
Share

Los españoles debemos ser muy especiales, y más aún nuestro Gobierno. ¿Por qué lo digo? Por la absurda polémica montada en torno al viaje de Rajoy a una ciudad española como es Melilla, por mucho que les pese a los marroquíes. En efecto, tanto Ceuta como Melilla son españolas, pero no desde hace poco tiempo, sino respectivamente desde 1580 (cuando Portugal se anexionó a la Corona española bajo el reinado de Felipe II, y antes era portuguesa desde 1415) y 1556 (en 1497 empezó a depender del Ducado de Medina Sidonia, en 1556 pasó a depender directamente de la Corona española). Incluso se habla de que Ceuta era española en tiempos de los visigodos; que fue por la traición del Conde Don Julián, que gobernaba la ciudad, la que facilitó a los musulmanes cruzar el estrecho para invadir la península. Por no mencionar la vinculación que tuvo Mauritania Tingitana con la península en tiempos de Roma, ya que con Diocleciano (emperador desde 284 hasta 305 quedó agrupada en la Diócesis de Hispania (una de las doce en las que se dividió el Imperio Romano), aunque anteriormente estuvieron relacionadas en el campo militar para evitar incursiones en Hispania, que, para los romanos, era la despensa del Imperio y, por lo tanto, estaban muy interesados en protegerla.

Por otra parte, Marruecos en aquella época no existía cuando Ceuta y Melilla ya pertenecían a la Corona española. De hecho el Sultanato de Marruecos data de 1660 cuando le cambian el nombre al de Tafilalet o Tafilalt. Pero tampoco se puede decir que la Historia del Sultanato de Tafilalet o Tafilalt fuera muy larga, puesto que, en 1631, Ali o Mulay Ali Sharif (1631-1636) fundador de la dinastía Alauí, fue su primer Sultán, pero fue su hijo Mulay Muhammad al Rashid bin Sharif (1664-1672), hermano de Mohammed I (Sultán entre 1636-1664), fue el que consiguió unificar y pacificar el país, convirtiéndose en el primer Sultán de Marruecos. Como se puede ver las pretensiones alauitas no sólo no tienen base legal, puesto que las dos ciudades no son colonias de acuerdo con la Resolución 2625 (XXV) de la Asamblea General de las Naciones Unidas, al tener sus ciudadanos los mismos derechos derechos y deberes que el resto de españoles de la península, sino que tampoco la Historia les ampara. Pero, por curiosidad, me gustaría saber en qué se basan para reclamar algo que nunca les perteneció.

En fin, dejando de lado peticiones absurdas, lo que más me preocupa es la tibieza de nuestro Gobierno que le cuesta afirmar la españolidad de ambas ciudades y que, en boca del Ministro Gabilondo, insinúa desafortunado el viaje a Melilla por parte de Rajoy… Vamos a ver, pero ¿qué tiene que decir el vecino si yo voy a mi cuarto a dormir? En mi opinión, lo que tenía que decir el Gobierno es que es absolutamente normal que un español visite una ciudad española. En cambio con estas declaraciones parece que se avergüenzan o que tienen dudas sobre la españolidad de Ceuta y Melilla. Dudas que pueden dar ánimos a nuestros vecinos para dar otro paso más. Y espero y deseo que no lo den, porque, con lo pacifista que es nuestro Presidente del Gobierno, no sé si sería capaz de tomar las medidas necesarias para defender nuestra integridad territorial.

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre, abogado

Article Categories:
Opinión

Comments to Ceuta y Melilla son españolas. Y punto.

  • Pingback: Bitacoras.com

  • Respecto al tema de Melilla y Ceuta, que solo lo quieren ambos dirigentes para ahuyentar las ruinas de sus diferentes paises, he de decir que estas dos ciudades, no solamente son de España, si no que SON ESPAÑA y el que quiera saber que estudie.
    Este gobierno quiere desmantelar, nuestra historia, cultura, fronteras, idioma, justicia, trabajo, economia, ejercito, e.t.c., e.t.c., no va ha dejar en España ni el sol, …acaba ya Zapatero, dejale el puesto a otro, del partido que sea, pero vete ya que eres una ruina.

    Toni septiembre 25, 2010 12:39 am Responder
  • No olvide ni columnista ni comentarista Toni de nuestro Archipiélago, pretendida joya de la corona del emperador xerifano, léase el dictador Mohammed. Ni del banco pesquero canario-sahariano, ni de los fosfatos del Sáhara, ni de los negocios de los socialistas y los gabachos con el moro…

    El altavoz del Atlántico septiembre 26, 2010 5:16 pm Responder

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share