Sep 20, 2010
0 0

Los casos de Alzheimer afectan al 10% de la población canaria

Written by
Share

La incidencia de la enfermedad del Alzheimer ha ido aumentando en Canarias, donde esta demencia afecta al 10 por ciento de la población mayor de 65 años, es decir a unas 30.000 personas.

Además, esta enfermedad se manifiesta en el 50 por ciento de personas mayores de 80 años, según aseguraron en rueda de prensa en la capital grancanaria, la presidenta de Alzheimer Canarias, Modesta Gil, y el neurólogo especialista en demencias, Juan Rafael García, quienes mostraron su preocupación por la enorme prevalencia que ha alcanzado esta enfermedad que a nivel nacional afecta ya a 800.000 personas.

Ambos ponentes insistieron en la falta de recursos que existen en el archipiélago para atender a estos enfermos, como por ejemplo la falta de consultas de demencia y centros de día, la escasa coordinación existente entre Atención Primaria y los servicios de Neurología de los hospitales, y la carencia de un banco de cerebros que permita mejorar la investigación sobre el Alzheimer, según informó el Colegio de Médicos

Además, Modesta Gil criticó la «escasa» aportación económica que hace el Gobierno de Canarias en este sentido, ya que únicamente aporta a las asociaciones del 30 por ciento de su presupuesto anual para atender y cuidar a estos enfermos.

«El Gobierno subvenciona aproximadamente con unos 300.000 euros, el resto tenemos que buscarlo las asociaciones de donde sea», apuntó.

Añadió que las personas afectadas por la enfermedad de Alzheimer u otro tipo de demencias disfrutan en la actualidad de unas condiciones de atención mucho mejores que hace apenas 20 ó 25 años (Ley de la Dependencia), pero consideró que la dimensión tanto de la enfermedad como de sus efectos o consecuencias exige poner encima de la mesa un planteamiento integrador de abordaje específico, lo cual estima que debería venir establecido en el marco de una Política de Estado de Alzheimer, tal como lo han hecho ya otros países.

En este sentido, la Confederación Española de Familiares y Enfermos del Alzheimer (CEAFA), de la que forma parte Alzheimer Canarias y otras Asociaciones de Familiares de Personas con Alzheimer y otras Demencias y representa a más de 200.000 familias vinculadas, quiso manifestar no sólo su interés en participar en todos los pasos de elaboración de la Política de Estado de Alzheimer, sino que se siente «plenamente autorizada» para recomendar las principales características que la deben inspirar.

LA PERSONA NECESITADA, EJE CENTRAL

Desde un punto de vista global, apuntaron que la Política debería tener como eje central a la persona afectada por la enfermedad de Alzheimer así como a su familia cuidadora. Es la persona la que sufre y, por tanto, quien debe ser objeto de atención y, de la misma manera, inspirar absolutamente todos los pasos que hayan de darse para mejorar su calidad de vida, añadieron.

Por lo tanto, subrayaron que es prioritario no sólo conocer, sino analizar en profundidad cuáles son las principales necesidades de la persona afectada, saber qué es lo que necesita, las dificultades que ha de afrontar para satisfacer sus carencias. Resaltan que «sólo de esta manera se podrá definir un marco de apoyo no ya adecuado, sino, fundamentalmente efectivo y eficaz, adaptado a la situación que se necesita corregir».

TODOS LOS ACTORES IMPLICADOS

«Para establecer la mejor de las políticas posibles es preciso contar con el conocimiento, experiencia y saber de absolutamente todos los actores que están vinculados directa e indirectamente con la atención a las personas con la enfermedad de Alzheimer u otro tipo de demencias», manifestaron en rueda de prensa.

En este sentido, indicaron que el abordaje de este problema «no es propiedad excluyente de nadie», sino que debe configurar un marco de relación y sinergias de carácter multidisciplinar que permita apuntar hacia las necesidades de la persona afectada el know-how generado por las diversas disciplinas del saber, tanto públicas como privadas.

En opinión de la asociación, no observar este criterio puede generar el riesgo de definir planes sectorializados de acción que no tienen porqué converger en la satisfacción de las necesidades de quienes sufren la enfermedad, sino responder a objetivos más concretos derivados de los intereses propios de quienes proponen dichos planes.

«No hay que olvidar, por lo tanto, que todos los esfuerzos han de concentrarse en la persona afectada y no en los límites establecidos por las distintas disciplinas intervinientes», sentenciaron.

RESPUESTA A LAS NECESIDADES

Partiendo de lo anterior, opinan que la Política de Estado deberá dar respuesta a todas las necesidades que presenta la persona afectada (incluyendo al ámbito familiar), contemplando, en consecuencia, todas las áreas o ámbitos que le son de influencia. De ahí, el carácter multidisciplinar al que se hacía referencia en el punto anterior.

Pero, además, y dadas las previsiones que sobre prevalencia se disponen en este momento, aseguran que es fundamental que la política contemple también «al resto de la sociedad como punto de atención, y no tanto como una medida preventiva, sino como una vía de concienciación de la población ante un problema del que nadie está libre».

DIMENSIÓN SOCIO-SANITARIA

En consecuencia, la futura Política de Estado de Alzheimer debe sustentarse sobre la dimensión socio-sanitaria propia de esta enfermedad y de las demencias afines, expusieron en rueda de prensa.

En este sentido, señalaron que en el momento actual «existe una magnífica oportunidad para no perder de vista este criterio, concretada en el Ministerio de Sanidad y Política Social, sin duda un acierto del actual Gobierno de apostar por unificar en un mismo Departamento las políticas sociales y sanitarias».

A este respector, recordaron que en el caso de las enfermedades neurodegenerativas y, en especial, del Alzheimer, ambas dimensiones «cobran el mismo peso o importancia, sin prevalecer una sobre la otra; por eso, es fundamental que la estrategia contemple ambas esferas con igual intensidad».

Article Tags:
· ·
Article Categories:
Canarias

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share