Sep 14, 2010
0 0

UGT denuncia acoso laboral del Ayuntamiento de Santa Lucía hacia un delegado sindical

Written by
Share

La Unión Insular de UGT en Gran Canaria ha denunciado este martes la situación de presunto acoso laboral que sufre su representante por parte del Ayuntamiento de Santa Lucía de Tirajana y el grupo de gobierno de Nueva Canarias, ya que ha apartado a Pablo Rodríguez, jefe de Servicio de Salud Pública, Drogodependencias y Consumo, de sus funciones «para facilitarle su labor sindical», según el alcalde Silverio Matos.

Así lo manifiesta la organización sindical en un comunicado, en el que detalla que se da la circunstancia de que Pablo Rodríguez se había reincorporado a su puesto de trabajo el pasado 1 de junio en ejecución de una sentencia que condenaba al Consistorio a readmitirlo por vulnerar su derecho a la libertad sindical y tras permanecer 17 meses despedido.

Añaden que al día siguiente de su reincorporación, el alcalde Matos lo apartó, mediante decreto, de las funciones que tiene reconocidas en la Relación de Puestos de Trabajo del Ayuntamiento.

De esta manera, consideran que el alcalde de Santa Lucía «vuelve a represaliar a este representante de los trabajadores, ahora ya no sólo por ejercer su legítima actividad sindical, sino también por haber emprendido acciones legales contra el Ayuntamiento».

«DICTADURA»

«Ya conocía la dictadura que Nueva Canarias tiene establecida en este Ayuntamiento, pero al volver Silverio Matos a tomar represalias contra mí con el argumento de que lo hace para facilitarme mi labor sindical me confirma que además de dictador es cínico», asevera Pablo Rodríguez. «Aún así no voy a permitir que pisoteen mis derechos ni los de mis compañeros y compañeras de trabajo», añadió.

Por otro lado, la secretaria de Organización de la Federación de Servicios Públicos de UGT en Gran Canaria, María Luisa Díez Román, afirmó que los servicios jurídicos del sindicato ya han presentado la correspondiente demanda ante los juzgados, «pero si el alcalde no rectifica inmediatamente su decisión» no descartan emprender acciones «más contundentes».

En opinión de Pablo Rodríguez, «esta situación no viene sino a confirmar una vez más la persecución y acoso que están sufriendo muchos delegados de UGT en las Administraciones Públicas donde gobierna Nueva Canarias, partido que se autoproclama progresista y defensor de los derechos humanos, pero que mediante sus acciones demuestra todo lo contrario».

Article Tags:
· · ·
Article Categories:
Gran Canaria

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share