Sep 14, 2010
0 0

Los guardias civiles acusados de filtrar exámenes declararan mañana tras no suspenderse el juicio

Written by
Share

Los guardias civiles acusados de filtrar exámenes para acceder al Cuerpo declararán mañana después de que el tribunal que les juzga se haya negado a suspender el juicio a petición de los abogados defensores.

En el banquillo de los acusados se sientan 15 acusados de filtrar exámenes y beneficiarse de los mismos, entre ellos el ex director de un centro de estudios privado de la capital. A éste se le acusa por entregar, a cambio de entre 1.200 euros y 3.000 euros, títulos académicos falsos a los aspirantes al Instituto Armado que no disponían de los mismos.

Los abogados de los guardias civiles solicitaron en la sesión de ayer, en la fase de cuestiones previas al tribunal que les juzga, la suspensión de la vista oral.

En el trámite anterior a las declaraciones, los letrados insistieron en el aplazamiento de la vista porque uno de los principales acusados, Antonio Del P.V., no puede comparecer con motivo de enfermedad.

Los acusados, la mayoría guardias civiles, se enfrentan a penas que oscilan entre los diez años y los seis meses de prisión por delitos continuados de revelación de secretos, con grave daño a la causa pública, y falsedad en documento oficial.

La mayor petición de pena recae sobre Paulino O.R., quien entre 1997 a 2000 estaba destinado como miembro de la Guardia Civil en la Plana Mayor de la Sección de Selección y Formación de la Jefatura de Enseñanza de la Benemérita, con sede en Madrid.

En el escrito de acusación, el fiscal relata que Paulino O.R. era el encargado de preparar, elaborar, custodiar y corregir los exámenes de acceso al Cuerpo y Promoción Interna de otros cargos del Instituto Armado. Entre sus cometidos figuraba también el de auxiliar y vigilar los exámenes hasta su traslado a Baeza (Jaén), donde se celebraban las pruebas.

Durante 1997 y 2000, el procesado facilitó las preguntas del examen a Antonio Del P.V., quien a su vez se las entregó a otros conocidos suyos en Las Palmas de Gran Canaria, entre ellos la acusada Carmen D.M.

ALTERACIÓN DE LOS RESULTADOS

Paulino O.R. hizo lo mismo con otros acusados, quienes se encargaban de distribuir los exámenes bajo precio en otras comunidades autónomas. En el caso de que los amigos o familiares hubieran suspendido las pruebas, se alteraban los resultados de los exámenes.

Al mismo tiempo, el entonces director del Centro de Estudios Cumbre, José Luis A.G., se encargaba de facilitar los certificados académicos necesarios para el acceso a la Guardia Civil a los aspirantes que no tenían el título de secundaria.

El acusado, que afronta una pena de tres años de cárcel por falsedad documental, expedía certificados de estudios a personas que ni siquiera habían estado matriculadas en el centro, que depende del colegio Ramiro de Maeztu.

Article Tags:
Article Categories:
Canarias

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share