Sep 12, 2010
0 0

El Gobierno culmina la recuperación del pinzón azul en Gran Canaria tras el incendio de 2007

Written by
Share

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación Territorial del Gobierno de Canarias continúa en su compromiso por recuperar la población del pinzón azul de Gran Canaria (Fringilla teydea polatzeki) tras el incendio del año 2007, a través del desarrollo de acciones que favorecen la ampliación del área de distribución de esta especie de la que sólo se conocen 117 ejemplares y facilita su supervivencia a medio y largo plazo.

En un comunicado, el Ejecutivo regional explicó que el fuego de 2007 afectó a varias áreas de interés ecológico como la Reserva Natural Integral de Inagua y redujo la población del ave endémica en un 50 por ciento.

Las actuaciones, puestas en marcha por el Gobierno de Canarias y el Cabildo de Gran Canaria se han dirigido a la ‘Restauración de Pinares Endémicos Afectados por incendios Forestales y Recuperación de su Flora y Fauna’, proyecto que tendrá una duración de cuatro años y cuyo coste asciende a 1.169.369 euros, de los cuales el 50 por ciento procede de los fondos FEDER del programa LIFE+2007-2013.

Asimismo, entre las acciones realizadas destaca la creación de varios corredores o vías que han conectado dos o más lugares que adecuados para el desarrollo del pinzón azul, facilitando así su dispersión a través de estos hábitats.

Por su parte, la Dirección General del Medio Natural del Ejecutivo canario analizó en su momento las áreas que eran más apropiadas para formar parte de estas conexiones, por lo que este plan sirvió para establecer además las prioridades en las políticas de adquisición y reforestación de fincas en las cumbres de Gran Canaria.

Los primeros resultados de este estudio han servido para definir tres corredores que unen la Reserva Natural Integral de Inagua con los pinares de Tamadaba, Cumbre Central y Pilancones.

De esta manera, resulta de especial interés ecológico el corredor que une los pinares de Inagua, Ojeda y Pajonales con los de la Cumbre Central, ya que en ambas zonas se detectan las únicas poblaciones conocidas de la especie, motivo por el cual estas áreas reúnen las características más favorables para su supervivencia.

Respecto a esta actuación, la Dirección General del Medio Natural realizó un análisis de las zonas afectadas por el corredor, propietarios e intervenciones y costes a realizar en las parcelas afectadas.

Este corredor de la Cumbre Central transcurre desde el límite nororiental de la Reserva Natural Integral de Inagua por la degollada y macizo de Chimirique para atravesar la carretera GC-60 y acceder a la embocada del Nublo, desde donde conecta con la Cumbre Central a través del pinar de la Hoyeta del Nublo.

Por otro lado, con el objetivo de mejorar la estructura del hábitat del pinzón azul, se plantaron especies propias del sotobosque de los pinares de la Reserva Natural Integral de Inagua, como el caso del escobón (Chamaecytisus proliferus).

La importancia de esta actuación radica en que el ganado guanil, formado por animales escapados o abandonados de antiguas explotaciones ganaderas, han encontrado en la zona un lugar favorable para prosperar.

El ramoneo de estas cabras impide que el sotobosque evoluciones favorablemente tras el fuego, ralentizándose los procesos de recuperación del ecosistema.

Además, el Cabildo Insular de Gran Canaria instaló en la zona nuevos bebederos para los ejemplares de pinzón azul, en concreto en la cuenca de Lina –degollada del agujero–, Alsándara y Corral de la Gamona.

Article Tags:
· ·
Article Categories:
Gran Canaria

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share