Sep 10, 2010
0 0

Se destina 1 millón más para los comedores escolares como medida para afrontar la disminución de rentas de las familias

Written by
Share

La Consejería de Educación Universidades, Cultura y Deportes ha garantizado el curso actual un total de 68.500 plazas de comedor escolar, la misma cantidad que el curso 2009/2010 y ha incrementado para ello un millón de euros del presupuesto; la situación de crisis económica ha aumentado el número de beneficiarios en los niveles de renta más bajos, lo que ha supuesto también que la Administración educativa asuma mayor cuantía en las subvenciones con cargo al presupuesto del ejercicio de 2010 y su proyección al 2011.

Esta situación limita la capacidad de la Consejería de afrontar la apertura de nuevos comedores (el curso pasado se abrieron 14) o la ampliación de nuevas plazas o módulos de comedor que los previstos, pese a que padres o corporaciones municipales asuman el gasto puntual. “Si lo hacemos estaríamos consolidando a futuro estas nuevas plazas y el personal, circunstancia que el departamento educativo no puede asumir pues no conoce aún de qué fondos contará para comedores en el presupuesto de 2011”, explicó en una nota la directora general de Promoción Educativa, Pilar Teresa Díaz Luis.

“En este sentido, –sigue diciendo– para el curso que ahora comienza la partida presupuestaria destinada al funcionamiento de los 459 comedores escolares con los que cuenta la Comunidad Autónoma asciende a 8.271.273 euros, un millón de euros más que en el ejercicio anterior lo que supondrá, junto a los 23 millones de euros de personal que atiende este servicio, un coste total de 31 millones de euros”.

“El número de solicitudes realizadas por las familias en el pasado mes de junio fue de 65.127, por lo que en función del módulo solicitado muchos centros han podido cubrir su demanda e incluso tienen plazas vacantes, frente a otros, minoría, que tienen lista de espera”, agregó.

Díaz Luis ha resaltado que la función de la Consejería es garantizar el servicio educativo y que el comedor escolar no es un servicio asistencial sino un servicio complementario, y por lo tanto no obligatorio de prestar por la Administración educativa, en el que priman sus vertientes educativa y de promoción de la salud. “No podemos masificar los comedores ni tampoco desdoblar con turnos que obliguen a los niños y niñas a comer a horas poco recomendables”, apostilló.

La responsable educativa recordó que la Consejería de Educación puso en marcha en 1994 el programa de desayunos escolares gratuitos. Este curso el servicio, tiene un presupuesto de 372.224, y se desarrollará en 60 centros, atendiendo a un total de 1.309 alumnos. “Al igual que en el caso del comedor, los desayunos escolares comparten su carácter de servicio complementario de la enseñanza, caracterizándose por su sentido compensatorio y social dentro de los principios de igualdad y solidaridad”, señaló.

CONSEJOS ESCOLARES

La directora general de Promoción Educativa explicó que las plazas de comedor las otorgan los Consejos Escolares de los centros de acuerdo a un orden de preferencia cuyo baremo está establecido en una Orden publicada en el Boletín Oficial de Canarias.

“Tienen preferencia para ocupar plaza en el comedor escolar el grupo de alumnado del centro con transporte escolar seguido del grupo de niños y niñas afectado por situación económica crítica. Luego se seguirá el resto del alumnado”, afirmó.

“Para este último grupo, –continúa diciendo–, el baremo otorga 8 puntos a la conciliación de la vida laboral y familiar, cuando ambos progenitores, o uno de ellos en el caso de las familias monoparentales, trabajen en el horario de prestación del servicio de comedor. La existencia de hermanos comensales con padres, madres o tutores que trabajan en el centro se puntúa con 3 puntos y por cada uno de los hermanos siguientes con 2 puntos.

Asimismo, la concurrencia de discapacidad igual o superior al 33% en el alumno o alguno de sus hermanos o hermanas, padre, madre o tutor legal, tiene un puntuación de 3 puntos cuando la discapacidad es del alumno, 2 si la discapacidad en de los padres o del tutor legal y 1 punto si es de un hermano. También puntúa la condición de familia numerosa o monoparental y la renta anual de la unidad familiar”.

La directora general de promoción Educativa ha recordado que aquellas solicitudes que hayan sido baremadas de acuerdo a la Orden correspondiente y no obtengan plaza al comienzo del curso escolar, constituirán una lista de reserva de validez para el año académico, que sirve para cubrir las vacantes que se puedan producir.

“Una vez agotada la lista de reserva, si quedaran plazas vacantes, el Consejo Escolar, puede ofertarlas al alumnado de otros centros públicos sin servicio de comedor, en igualdad de oportunidades y con aplicación de la baremación pertinente”, concluyó.

Article Tags:
· · ·
Article Categories:
Canarias

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share