Sep 9, 2010
0 0

Doménech advierte a Rivero y le exige «coraje» para que las elecciones no influyan en la financiación educativa

Written by
Share

El rector de la Universidad de La Laguna (ULL), Eduardo Doménech, ha exigido al presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, «coraje, valentía y heroicidad» para cumplir sus compromisos con la financiación del sistema educativo, «superando los escarceos preelectorales».

Así se posicionó el rector de la ULL en su discurso inaugural del curso académico 2010/2011, con el que dio la bienvenida a «la aportación vitamínica anual que fortalece el autoestima institucional», los 4.000 alumnos de nuevo ingreso, que formarán parte de una comunidad universitaria de 26.000 miembros.

Doménech animó al ‘jefe’ del Ejecutivo a «mantener el rumbo» porque «merece la pena arriesgarse para frenar los «efectos más dañinos que puede producir la crisis» como «generar una juventud desorientada y desesperanzada». En esta línea, Doménech advirtió de que «sería una tragedia asumir que la única opción que le queda a nuestra juventud es tener que coger la maleta intelectual y salir de nuestra tierra».

Hizo además un llamamiento a la clase política canaria, manifestando antes su preocupación por los resultados de la última encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas que coloca a los políticos como el tercer problema de los españoles. En esta tesitura, Doménech subrayó que «hacer dejación de nuestra responsabilidad política» pude provocar «un gran deterioro en las instituciones». Una reflexión hecha «desde la conciencia de que en el curso que inauguramos, con su alto componente preelectoral, la cosa no mejorará».

Doménech recordó, tanto al vicepresidente del Gobierno, José Manuel Soria, a los consejeros de Educación, Sanidad y Medio Ambiente, Milagros Luis, Mercedes Roldós y Domingo Berriel, respectivamente, así como al presidente del Parlamento, Antonio Castro, y el presidente del Cabildo, Ricardo Melchior, entre otras autoridades presentes, que «la responsabilidad de un político no es para su puesto, sino con la ciudadanía».

«CONFUNDIR SERVICIO CON BENEFICIO»

El rector de la ULL apuntó igualmente que la misión de los políticos es «resolver los problemas de los ciudadanos y no permanecer en el cargo» porque «la perversión de no asumirse como administrador transitorio de lo público, a lo único que nos lleva es a confundir el servicio con el beneficio».

En esta coyuntura, Doménech opinó que, «ahora lo que toca es ponerse de acuerdo», para lo que hacen falta «grandes dosis de sensatez política». El máximo dirigente de la ULL pidió consenso para garantizar financiación, el «instrumento esencial». Ya que «no encontramos reciprocidad en el Contrato Programa».

Doménech evidenció que «se nos exige la consecución de los objetivos establecidos, pero no se nos aportan los medios suficientes para lograrlos, dilatando el cobro de las partidas comprometidas en el futuro que está por venir, y que condiciona el presente por hacer». Insistió en que «hacen falta más recursos» para afrontar, entre otros asuntos, la adaptación al Espacio Europeo de Educación Superior y el Plan de Prejubilaciones de la plantilla de la ULL.

CONTRAPARTIDA DE LAS UNIVERSIDADES

El rector asumió que «habrá que esperar que la solicitud de mejoras en la financiación universitaria no naufrague en los presupuestos». Por ello se dirigió al presidente del Gobierno para pedirle que «no dé ni un paso atrás en financiación del sistema educativo». Como contrapartida de las universidades públicas canarias, se comprometió con Rivero a desarrollar un proyecto «ejemplar de vertebración del sistema canario de enseñanza superior y de aspiración a la excelencia académica».

Se refirió además al Campus de Excelencia Internacional 2010 que «nos brinda una oportunidad única». En esta línea, señaló que la ULL y la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria son las únicas de España ubicadas en un lugar geoestratégico desde el que proyectar una función de puente intercontinental, asumiéndonos como plataforma universitaria europea desde la que establecer relaciones privilegiadas con África y Latinoamérica».

Eduardo Doménech dio así por inaugurado el curso 2010/2011 de la ULL, con un acto en el que el secretario general de la ULL dio lectura al resumen de la Memoria Académica del curso anterior y el catedrático de Psicología Manuel de Vega Rodríguez dicto una lección inaugural. Además el rector admitió al claustro a los nuevos doctores.

Article Categories:
Tenerife

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share