Sep 8, 2010
0 0

Incautan 130 kilos de marisco recolectados ilegalmente en la costa de Tindaya

Written by
Share

Una acción coordinada entre la Guardia Civil y los servicios de vigilancia de Medio Ambiente permitió decomisar este martes unos de 128 kilogramos de lapas y mejillones en la costa de Tindaya, en La Oliva (Fuerteventura), tras ser interceptados los seis mariscadores furtivos que se habían hecho con el marisco actuando por parejas y de manera independiente.

La actuación tuvo lugar en torno a las 22.00 horas de este martes en la zona conocida como Baja de Yepes, situada al sur de Jarugo, adonde acudieron las tres parejas de furtivos a mariscar durante la bajamar, informó el Cabildo en un comunicado.

El género recuperado consistió en 42 kilos de mejillones a dos furtivos desplazados en un SEAT Inca, 39 Kilos de lapas a otros dos que utilizaban un Toyota Land Cruiser, y 32 kilos de lapas y 15 de mejillones decomisados a una tercera pareja que conducía un coche de alquiler.

Además del marisco, los dos agentes de Medio Ambiente y los dos agentes de la Patrulla Fiscal Territorial (PAFITE) de la Guardia Civil que colaboraron en esta acción se incautaron también de distintos utensilios como laperos, cuchillos, machetes y destornilladores.

Las tres parejas de mariscadores eran naturales respectivamente de Puerto del Rosario, Corralejo y Palma de Mallorca, aunque estos últimos eran residentes en Fuerteventura. Los agentes de la Guardia Civil realizaron las correspondientes denuncias a dos de las parejas de furtivos y se incautaron del marisco, mientras que los agentes de Medio Ambiente hicieron lo propio con la tercera pareja de mariscadores.

COLABORACIÓN

La consejera de Medio Ambiente del Cabildo, Natalia Évora, agradeció «la implicación de la Guardia Civil en la vigilancia de las costas de la isla», así como «la seriedad y el compromiso que han demostrado en la colaboración con los servicios de vigilancia de Medio Ambiente. Sin duda esta es la línea a seguir para hacer cumplir la ley y proteger nuestros recursos pesqueros y la biodiversidad marina de la isla».

Évora recordó que «la veda del marisqueo continúa completamente vigente para la recolección del mejillón», y que «únicamente se ha permitido la recolección de la lapa blanca en dos periodos de dos meses este año, sólo de manera experimental para comprobar la evolución de la especie y sin que se encuentre habilitado ninguno de los dos en estos momentos».

Por ello, declaró, es importante que «además de centrarnos en las labores de vigilancia, que es una parte fundamental del trabajo, también hay que tratar de concienciar a la gente de la necesidad de ser responsables y respetuosos con la normativa, si de verdad queremos poder contar algún día con una regulación que permita el marisqueo en Fuerteventura».

El marisqueo ilegal en época de veda se encuentra tipificado como sanción administrativa grave, que puede acarrear a los infractores multas de hasta 60.000 euros.

Article Categories:
Fuerteventura

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share